Lo que tenemos que determinar es si existe el talento en las empresas, como podemos despertarlo, si realmente interesa potenciarlo, y lo más importante desde el punto de vista personal como puedo desarrollar mi propio talento.

La primera respuesta es afirmativa, claro que existe el talento en las empresas, lo que es más difícil es que en una organización, donde escasea el talento, que se quiera buscar, despertar e incluso en algunas organización se deje de lado el talento. La crisis que vivimos, parecida a la crisis del 29, (la del 29 dentro de una corriente de industrialización y la nuestra en una corriente de globalización), da paso a verdaderos gurús del no saber hacer,  una organización con directivos de segunda, no va a querer poner en las riendas del proyecto una persona buena, porque tal vez tengan miedo a la excelencia, pensando que va a ser de su puesto de trabajo, o bien directamente no saben o no quieren saber lo que es el talento.

 

 

Llevo analizadas unas cuentas empresas, y la verdad es que lo que he visto es un verdadero nido de niñatos, jugando a ser empresarios, es duro pero tengo que decirlo lo hay y en bastante medida, luego está los empresarios de toda la vida que van con el dedo sentenciando y no dejando decidir ni a sus hijos ni a sus directivos, tomando como medidas sus sentencias y poniendo a gente en sitios no adecuados, que tienen que decidir el talento.... no teniéndolo.

Hasta aquí resumiendo un dicho que me hacia un académico la semana pasada, "como va a buscar el talento una persona que no sabe hacer la o con un canuto", vamos que estamos en una fase de no retorno. Es como querer encontrar una aguja en un pajar.

Visto de esta forma ..... hemos encasillado a unas cuentas empresas, que no van a buscar al talento, se van a dejar llevar por el amiguismo, la subjetividad, la falta de preparación, pero ahora....................

Si realmente no quiero caer en esa espiral, que es lo que puedo hacer:

- En primer lugar tendremos que quitarnos las cortapisas, analizar a la gente, ver si han evolucionado, eliminar las orejeras de burro y dejar que corra el intraemprendurismo en la empresa. Ojo que dará paso al liderazgo y al talento de manera espontanea.

- Debemos de empezar a gestionar el balance emocional de la empresa.

- En términos de RR.HH. deberíamos de perfilar, actualizar y saber todo lo necesario de los empleados. Sin información no hay posible talento.

- Dejar dirigir a la empresa al más preparado de manera objetiva, y ver lo mejor para la empresa sin caer en tópicos: "mejor que yo nadie la dirigirá".

- Existen procedimientos naturales, a través de procesos de formación donde se puede establecer el liderazgo, motivación, negociación, con las dosis necesarias, se determinará el talento necesario en cada organización.... Analizaremos estos procesos en más detalle en otros artículos, para no hacerlo más largo.

Ahora vamos a ver de que manera se puede generar, despertar, e incluso hacerlo explosionar. Creemos firmemente que una persona es mucho más feliz, está más motivada y realmente más realizada, si se sigue formando, ya no estamos hablando desde el punto de vista empresarial que es fundamental, sino desde el punto de vista personal, seguir creciendo como persona. Por que como hemos dicho por activa y por pasiva la empresa es un tentáculo de la estabilidad personal del individuo. Hay que hacer a las personas más felices, por ende serán más felices en el trabajo y esto posibilitará que el departamento de I+D de la persona se convierta en el verdadero potencial y talento del empleado.

Los sueños, son el verdadero departamento de mejora individual, si son felices será positivo sino será un verdadero infierno, una empresa de autómatas que están esperando que se haga la hora para irse del lugar que les da para comer.

Cuando hablo de talento va más allá de dirigir una empresa, va de ser feliz en lo que se hace, una persona encargada de un grupo de dos personas, tiene que tener talento para poder desarrollar su trabajo.... en ocasiones el talento lo malinterpretamos por directivos, puestos de responsabilidad, pero el talento es poder hacer lo que se hace feliz de lo que se hace......

Podríamos hablar de teorías del talento, tendencias de mejora.... Pero sería tedioso, y extenso, (lo iremos acometiendo en otros artículos), mejor resumirlo de la siguiente forma:

Basémonos en la objetividad, el sentido común, el intraemprendurismo, la gestión del balance emocional y hará que una organización pase a la excelencia.....